Shampoo Recovery 250ml

Shampoo Recovery 250ml

Precio habitual $17.990 Precio de oferta $16.790 Ahorra $1.200
/
Envío gratis en compras superiores $59.990. Compra 100% segura.

4 en stock

PARA CABELLOS SECOS, DAÑADOS O TEÑIDOS (CUERO CABELLUDO NORMAL A SECO)

¡Hidratameeeeee!

¿Sientes que tu cabello te grita esto? ¿Está seco, teñido, deshidratado, opaco y/o difícil de manejar? No desesperes... ¡TIGI RECOVERY es el shampoo que necesitas! Este producto lavará cuidadosamente tu cabello hidratándolo, dejándolo suave, sedoso, manejable y con un brillo magnífico.

Sin duda TIGI RECOVERY te ayudará a RECUPERAR el esplendor que se perdió por culpa de las tinturas o la sequedad.

Para darle un shock de hidratación intensa al cabello te aconsejamos acompañarlo de TIGI RECOVERY ACONDICIONADOR y por TIGI RECOVERY MASK, utilizando el acondicionador frecuentemente pero intercalándolo con la máscara cada 3 o 4 lavados.

¿Cómo se aplica?

Aplícalo en el cuero cabelludo (no sobre el largo del cabello) sobre el cabello mojado y comienza a lavar masajeando suavemente la raíz, luego enjuágalo bien. Repite el proceso si es necesario.

No es recomendable aplicar el shampoo en todo el largo del cabello y refregar, ya que esto puede maltratarlo y no es necesario, el cabello se lava solo y automáticamente con el paso de la espuma al momento del enjuage, sin necesidad de frotar (mas abajo te damos mas tips y consejos de lavado).

Fragancia:

Juicy Fruit Fizz


 

EXPLICACIÓN DETALLADA Y TIPS LLONGUERAS:

¿Cómo aplicar el shampoo y lavarlo en forma casi profesional? 

Estos tips serán de mucha utilidad, ya que sabemos que la mayoría no lava el cabello de forma correcta:

1) CANTIDAD: Coloca poca cantidad (similar a una moneda de $100) en la palma de tu mano y frótalas. 

2) APLICAR SÓLO EN LA RAÍZ (No en todo el largo): Sólo debes aplicar el shampoo en la raíz. Un error muy frecuente es aplicarlo en los largos y refregar, esto dañará y deshidratará tu cabello, además gastarás más producto y perderás tiempo porque te costará mas enjuagarlo. El largo del cabello se lava automáticamente con el paso de la espuma al momento del enjuague, sin necesidad de frotarlo.

3) APLICACIÓN: Luego de debes simplemente "apoyar y tocar" con las dos manos 3 zonas de la cabeza: La zona frontal, la coronilla y la nuca. Recuerda sólo "tocar" estas 3 zonas antes de comenzar a lavar, no comiences a lavar enseguida al apoyar las manos porque sino vas a terminar aplicando el shampoo incorrectamente concentrándolo sólo en una zona de la cabeza y luego necesitarás mas producto para otras zonas de la cabeza.

4) ACTIVA EL SHAMPOO Y LAVA: Ahora que tienes restos de shampoo adelante, al medio (Coronilla) y en la nuca, si puedes colocar un poco más de agua en las manos y activar el shampoo, masajeando todo el cuero cabelludo para que el producto quede esparcido en toda la raíz y empezar a lavarlo.

* Si el shampoo no hizo mucha espuma porque el cabello esta muy sucio no te preocupes, sigue lavando y luego de enjuagar puedes repetir este proceso 1 vez más o incluso 2 cuando sea necesario.

5) ENJUAGUE: El primer shampoo enjuágalo rápido, porque luego aplicarás un segundo shampoo. Éste último shampoo si lo debes enjuagar muy muy bien.

6) ACONDICIONAR O TRATAR:  Luego de un muy buen enjuague conviene apretar (sin frotar) el cabello para sacarle bien el exceso de agua, y aplicar el acondicionador o tratamiento sólo de medios a puntas (3 dedos arriba de las raíces). Sólo se recomienda aplicar acondicionador o tratamiento muy cerca de la raíz si el cabello esta muy dañado o decolorado de raíz, pero evita tocar el cuero cabelludo con los acondicionadores o tratamientos para evitar que el cabello quede pesado y opaco.

Por último enjuagar bien el acondicionador o tratamiento y listo! Ya te has casi profesionalmente!

7) EMBELLECER, PROTEGER Y PEINAR: Por último, para facilitar el peinado y proteger el cabello, te recomendamos aplicar un producto sin enjuague como los aceites, tratamientos sin enjuague, productos para peinar o protectores térmicos, y así lograr el efecto que desees y un look perfecto.

8) TRATAMIENTOS CAPILARES: ¿Cómo y cada cuanto se aplican? La mayoría de los tratamientos se aplica reemplazando el acondicionador, dejándolos actuar mas tiempo. Los tratamientos capilares se aplican o utilizan idealmente una vez por semana o cada 15 días, dependiendo tu frecuencia de lavado y estado del cabello. Simplemente reemplaza el acondicionador por el tratamiento, déjalo actuar los minutos indicados y listo! (Ojo que hay pocos tratamientos que se aplican y luego se lavan, por eso lee siempre las instrucciones.)

¿Cada cuánto lavar el cabello?

La verdad... mientras menos mejor, dentro de lo posible y sin llegar a que el cabello se vea grasoso, sucio u opaco. Por norma general lo ideal sería 1 o 2 veces por semana o máximo cada dos días, pero esto depende de tu nivel de grasitud. Trata de evitar lavarlo todos los días o días por medio ¿Porqué? Porque el lavado, por más que uses los mejores productos, es una agresión para el cabello, ya que el sebo es una protección e hidratación natural para el cabello, por lo que no necesitamos extraerlo siempre al 100% con el lavado, ya que de esta forma lo deshidrataríamos.

¡Es que no puedo dejar de lavarme la cabeza cada vez que me baño! Un consejo... para evitar lavarlo simplemente mójalo, enjuágalo y utiliza un poquito de acondicionador de medios a puntas, luego enjuágalo muy bien, esto evitará que uses shampoo y seguramente renovará tu cabello.

¿Cuántos shampoos o jabonadas debo hacerme cada vez que me lavo?

Si te lavas todos los días o día por medio generalmente conviene realizar un sólo shampoo (una solo lavado). Si te lavas 1, 2 o 3 veces por semana mejor hacer 2 shampoos cada vez. El tercer shampoo se realiza sólo si es muy necesario o si te lavas por ejemplo una vez por semana.

¿Cómo elegir el shampoo correcto o el más adecuado para mi cabello?

Cuando eliges un shampoo tienes que pensar más bien en el tipo de cuero cabelludo y en cada cuanto te lavas el cabello, eso es mas importante que el "tipo de pelo" ¿Porqué? Porque el Shampoo es mas bien para el cuidado del cuero cabelludoy se aplica sólo en esa zona (no en todo el largo), en cambio los acondicionadores y tratamientos si están formulados para cuidar, hidratar y nutrir los medios y puntas del cabello. La excepción a esta regla son los shampoos matizantes. Trata de disminuir la frecuencia de lavado dentro de lo posible. 

CUERO CABELLUDO GRASO O NORMAL A GRASO (lavándote todos los días o día por medio) Busca shampoos de uso diario, limpieza profundara o para volumen (generalmente mas que dar volumen, este tipo de shampoos son livianos y limpian muy bien). Si tienes cuero cabelludo muy graso, utiliza un shampoo específico para la grasitud una o dos veces por semana, intercalándolo con un shampoo neutro, liviano o de uso diario el resto de los días de la semana.

CUERO CABELLUDO NORMAL: Si te lavas muy seguido o prefieres que el cabello te quede mas limpio y sin peso prefiere los shampoos livianos, de uso diario, limpieza profunda o volumen (puedes luego utilizar acondicionador hidratante/suavizante/reparador de medios a puntas) En cambio si prefieres que el shampoo te lo deje mas suave y no tienes problemas con el peso o grasitud, puedes elegir un shampoo hidratante, nutritivo o para color (cabello seco o teñido), uno suavizante o anti frizz (si lo tienes rebelde y necesitas peso) o uno reparador (si lo tienes muy dañado).

CUERO CABELLUDO SECO O NORMAL A SECO: (No necesitas lavarlo muy seguido) Elige un shampoo hidratante, nutritivo o para color si tu cabello es seco, crespo o teñido, uno suavizante o Anti frizz (si lo tienes rebelde y necesitas peso) o uno reparador (si lo tienes muy dañado).

CABELLO RUBIO, MUY DAÑADO O DECOLORADO: Siempre y cuando no lo tengas graso o normal a graso en la raíz utiliza prefiere comenzar con los shampoos reparadores (luego de un tiempo puedes pasar a los hidratantes) o especiales para cabellos muy dañados o rubios. Además podrías utilizar un shampoo matizante violeta cada 3 o 4 lavados si quieres contrarrestar los tonos dorados/amarillentos (ojo que este tipo de shampoos no nutre, sinó que se enfocan en corregir el color)

CABELLO TEÑIDO QUE PIERDE FÁCIL EL COLOR: Te aconsejamos un shampoo específico para color o hidratante (generalmente los hidratantes también cuidan el color). Pero si tienes el cuero cabelludo normal o con tendencia a graso, utiliza mejor un shampoo liviano o de uso diario y luego un acondicionador hidratante o protector del color

CABELLO CRESPO: Ideal un shampoo para rulos o hidratante, si en cambio tienes el cabello crespo pero muy rebelde, quieres bajar el frizz y darle mas peso al cabello utiliza uno suavizante. Si tienes el cuero cabelludo graso o normal a graso ve a la opción: CUERO CABELLUDO GRASO O NORMAL A GRASO.

CABELLO FINO: Prefiere los shampoos para volumen, uso diario o limpieza profunda.

¿Es importante la calidad del shampoo? 

¡De todas maneras! Al comprar productos profesionales te aseguras la mejor calidad de ingredientes y además este tipo de productos suele durar más (utilizándolos de forma correcta como te enseñamos mas abajo), ya que son mas concentrados. Un shampoo de baja calidad sin duda puede resecarte más el cabello, más aún si lo lavas muy seguido. 

Siguiendo estos tips LLONGUERAS, vas a tener un mejor cuidado de tu cabello y los productos te van a durar más.